lunes, 22 de septiembre de 2008

Bases neurofisiológicas de la Estimulación Temprana

La estimulación es una técnica para ayudar al niño con problemas del desarrollo a superar estos trastornos o a moderar sus efectos.Es a través de la madre que se introducen, en el campo de la relación con su hijo, los elementos que apoyarán al niño afectado.
Los engramas constitucionales que inciden en la relación madre-hijo, focos de observación para anticipar posibles dificultades, son:

  • los reflejos arcáicos;


  • el tono muscular;


  • los sistemas posturales;


  • la gestualidad refleja y los ritmos biológicos.


Reflejos arcáicos: son respuestas automáticas a estímulos específicos que permiten organizar la actividad de intercambio con el medio y facilitar la adaptación inicial. Los reflejos son de dos tipos: los corticalizables y los que se mantienen toda la vida en niveles de control subcortical como los relativos a la respiración y circulación sanguínes, todos los nerovegetativos y los reflejos musculares superficiales y profundos. Ambos se encuentran ligados a la actividad subcortical, pero los corticalizables luego de un período de ejercicio de pocos meses perderán su carácter automático y servirán como los moldes sobre los que se estructurarán los procesos del aprendizaje inicial y la actividad psicomotríz primaria integrados a la avtividad voluntaria que depende de la corteza cerebral. Los más conocidos son:



REFLEJO DE MORO
Se sujeta al bebé por los brazos tirando un poco de ellos hacia arriba, levantando ligeramente la cabeza de la camilla. Se le suelta bruscamente.
El bebé abre los brazos y las manos y los vuelve a cerrar, como dando un abrazo, al tiempo que empieza a llorar. Este reflejo está presente desde el 5º mes de gestación y desaparece hacia los 2 meses. Se lo considera como respuesta previa a las respuestas de defensa ante la pérdida del eje postural.


REFLEJO DE PRENSIÓN
Al tocarle en la palma de la mano con un objeto cualquiera, el bebé cierra los dedos, como para cogerlo. Este reflejo es tan fuerte que, si le ponemos en cada mano uno de nuestros dedos índice, se aferra a ellos tan fuerte que casi se le puede levantar en vilo. Hay que tener cuidado pues esa presión dura solo unos instantes y se suelta. Este reflejo suele desaparecer hacia los 5-6 meses.

http://es.youtube.com/watch?v=FV-qWSVNFt8

http://es.youtube.com/watch?v=RofeirJ0P5g


REFLEJOS ORALES: BÚSQUEDA, SUCCIÓN Y DEGLUCIÓN.

Persiguen como fin común posibilitar el acto alimentario.

El de búsqueda, consiste en la orientación selectiva de los labios y la cabeza hacia el sitio donde se aplica una suave estimulación peribucal, con desplazamiento de las comisuras, elevación del labio superior o estiramiento del labio inferior en persecución del objeto. La búsqueda se realiza en todos los sentido, po eso se llama "de los puntos cardinales". La aproximación del objeto desencadena el reflejo de succión y deglución.
Paulatinamente el niño aprende a utilizar ambos labios de su boca y lengua. Perdiendo en primera instancia el de búsqueda y luego el de succión, a medida que se instala la succión voluntaria entre los 5 y 7 meses.

http://es.youtube.com/watch?v=KIgzqRaYJsg

http://es.youtube.com/watch?v=NksbJQr5_xw

REFLEJO DE LA MARCHA AUTOMÁTICA

Se sujeta al bebé por las axilas dejando que apoye las plantas de los pies. Al apoyar una de ellas, flexiona la rodilla y levanta el otro pie, como para dar un paso.
Este reflejo es uno de los que resultan más "graciosos" para los padres. Desaparece a los pocos días de nacer. Se atenúa al comenzar el 3º mes.

http://es.youtube.com/watch?v=LT1tGMXFk5s


REFLEJO TÓNICO-ASIMÉTRICO DEL CUELLO
Cuando el bebé está en reposo, boca arriba, si tiene la cabeza vuelta hacia la derecha, tendrá el brazo derecho extendido y la rodilla izquierda flexionada y viceversa.
Desaparece hacia los 2-3 meses. Es importante para el desarrollo del conocimiento del cuerpo y de la ubicación espacial.

El tono muscular: tiende al ajuste postural y de la actividad espontánea. La actividad postural del bebé determina una actividad general ante sí mismo y ante el mundo; influye y aún rige aspectos de la conducta. La percepción está regida por una actitud y cambia cuando cambia la actitud. En relación a la serie de sensaciones que van del placer al dolor existen mecanismos automáticos de variaciones tónicas constitucionalmente determinadas. Al dolor y la incomodidas corrresponden un aumento del tono muscular, así como corresponde la relajación a las sensaciones de placer y comodidad.



Sistemas posturales: son las distintas posturas y actitudes que corresponden a las distintas etapas madurativas. La madre registra aquello para lo cual el niñño está preparado y en correspondencia con ello actúa.



Gestualidad refleja: es la actividad que manifiesta el niño a los estímulos placenteros o nociceptivos. Con la estimulación del reflejo de búsqueda o de los cuatro puntos cardinales desencadenaremos muecas orofaciales reflejas que corresponderán a las sensaciones de agrado o desagrado percibidas. El estímulo nociceptivo produce la retirada de la cabeza en lo que sería la primera reacción de negación de base puramente refleja.


Estos gestos adquirirán luego significado social no siendo ya reflejos orales dados originariamente. De aquí nacen el llanto, la sonrisa y los gestos faciales y corporales que acompañan posteriormento a la palabra.



Ritmos biológicos: Fundamentalmente sueño-vigilia, hambre-saciedad,ritmos de evacuación. Son ritmos que marcan la alternancia de la atención de la madre al hijo y que conjugan, contribuyen a organizar y mantener, el equilibrio de la interacción entre ambos.